“Olvidan” cadáver en sala con pacientes covid en ISSSTE - APARCA

“Olvidan” cadáver en sala con pacientes covid en ISSSTE

En violación a la normatividad federal para el manejo de personas que fallecieron por covid-19, el hospital del ISSSTE en Cancún dejó un cadáver durante dos días en la misma sala donde son atendidos pacientes con coronavirus.
De acuerdo con una denuncia y un video, difundidos por La Verdad, el cadáver tenía dos días en una cama, lo cual viola la normatividad y los protocolos de la Secretaría de Salud federal. La denuncia señala que el video corresponde a uno de los cuartos especializados para la atención de coronavirus y que fue decisión del hospital del ISSSTE mantener al cadáver junto con los pacientes.

En el video se aprecia el cadáver de una persona de unos 70 años, según los registros pegados en la bolsa negra, cuya cama está a un costado de otros dos pacientes.

Al hacerse público el video, familiares de los internos en dicho hospital manifestaron su descontento, condenaron la decisión del ISSSTE Cancún y consideraron como “poco ético” que un cuerpo se encuentre en la cama durante dos días, dentro de una sala donde otras personas luchan por sus vidas. La Silla Rota solicitó al ISSSTE en Quintana Roo y al ISSSTE federal una postura, misma que no llegó.

Violaciones a la normatividad

De acuerdo con la Guía de Manejo de Cadáveres por Covid-19 (SARS-CoV-2) en México, estos cuerpos deben ser trasladados a la morgue del hospital y en caso de saturación deberá ser reportada a las autoridades correspondientes. De acuerdo con la Guía, el tratamiento del cadáver en la unidad de salud deberá tener los siguientes cuidados y medidas que el personal en contacto con el cadáver debe mantener en todo el proceso desde el momento de la muerte hasta la disposición final del cuerpo. Los principios de precaución y dignidad humana se deben cumplir siempre en todo momento de la manipulación del cadáver.

odo el personal que interviene en el manejo, traslado y disposición final de los cadáveres confirmados o sospechosos de COVID-19, deberán cumplir las normas de bioseguridad y el uso del equipo de protección personal. Realizar lavado de manos con agua y jabón después de la manipulación de los cuerpos. No se recomienda higiene de manos con alcohol-gel. En tanto, para el traslado al mortuorio: El cadáver debe ser transferido lo antes posible a la morgue de la unidad después del fallecimiento siguiendo las recomendaciones de bioseguridad de acuerdo con el procedimiento que realicen.

El personal de salud deberá utilizar precauciones de contacto y gotas (lavado de manos con agua y jabón, uso de guantes, mascarilla quirúrgica, bata impermeable con manga larga y protección ocular) para retirar todos los dispositivos que tenga el paciente para disminuir riesgos de contaminación por derrame de secreciones.

Antes de realizar el traslado del cadáver a la morgue de la unidad, puede permitirse el acceso de los familiares y amigos, restringiéndolo a los más próximos y cercanos, quienes deberán de utilizar precauciones de contacto y gotas; se les dará la recomendación de no establecer contacto físico con el cadáver, ni con las superficies u otros fomites de su entorno que pudiera estar contaminados. El cadáver debe introducirse en una bolsa de traslado para cadáver biodegradable, que reúna las características técnicas sanitarias de resistencia a la presión de los gases en su interior e impermeabilidad.

La introducción en la bolsa se debe realizar dentro de la propia habitación. Una vez que el cadáver esté adecuadamente empacado en la bolsa, se recomienda la desinfección externa de la bolsa con solución de hipoclorito 0.1% (1000 ppm). Se debe realizar la clara identificación del cuerpo de acuerdo con los lineamientos de las Instituciones, notificando al camillero para su transporte al mortuorio.

La camilla de traslado se deberá desinfectar con soluciones con hipoclorito 0.1% (1000 ppm) posterior a dejar el cuerpo en la morgue, de acuerdo con los lineamientos de manejo de RPBI (NOM-087-ECOL-SSA1-2002), limpieza y desinfección. En el área hospitalaria donde ocurrió el deceso, el personal del aseo debe realizar la limpieza y desinfección de toda la zona y elementos (cama, equipos de la cabecera, colchonetas, puertas, cerraduras, etc.) siguiendo la técnica del triple balde conforme a los lineamientos de prevención y control de infecciones.


Con información de EFE y AP

¿Usted qué Opina?